4 (80%) 1 vote

En los negocios como en la vida es fundamental tener una buena reputación.

La imagen corporativa de nuestra empresa es la cara con la cual presentamos nuestros servicios al público, es por esto que parte de las técnicas publicitarias de la compañía se deben concentrar en mejorar la imagen corporativa.

Una buena imagen corporativa es sinónimo de éxito, ya que  es la forma en la cual percibe la gente el objetivo de la marca. Sin embargo se deberá cuidar bien los anuncios publicitarios, las relaciones públicas, etcétera que la compañía cree, pues de existir alguna incongruencia entre la imagen que muestra al público y los productos que les ofrece puede derivar en una pérdida de la confianza por parte del consumidor que solo logrará una caída en las ventas.

¿Quién crea la Imagen Corporativa?

La imagen corporativa es creada por la compañía, si bien es cierto que ella realizará la difusión, el concepto y las relaciones en el mercado, debe cuidar que logre dar la información correcta al cliente.

La compañía crea su propia imagen desde el logo, su eslogan, los productos que ofrece y la forma de atención en sus centros de distribución, tiendas o centros de servicio. La unión de todos elementos dará al público una idea de tu negocio.

El equilibrio adecuado entre los colores de tu marca, las letras de su nombre, los colores de tus tiendas son esenciales hoy en día, puesto que existen una cantidad de marcas enormes actualmente y el bombardeo de publicidad en el cliente hace que solamente recuerde las marcas que parezcan más llamativas que las demás, eliminando aquellas que no considere innovadoras o de prestigio.

Para comprender la trascendencia de esto pongamos un ejemplo: piensa en un restaurante de comida italiana, ahora pregúntate que piensas del negocio. Puede ser que digas la comida es excelente, pero me gustaría que te atendieran más rápido o bien con más amabilidad, además el precio me parece algo elevado.

Te fijaste, esa descripción que se presento es la imagen empresarial de ese restaurante en particular: la comida es buena, el servicio malo y el precio alto, a esto se resume lo anterior.

Ahora bien la imagen empresarial no está fija, más bien está en constante movimiento y puedes cambiar la forma en la cual se percibe tu negocio en cualquier momento, para lograrlo solamente debes prestar atención a los pequeños detalles que al menos a ti te irritan una vez que estas siendo consumidor.

 

Please follow and like us: