Para ser competitivos, es decir, para ser capaces de vender, no basta con tener un buen producto y diferenciarse de la competencia con algo que nos haga preferentes respecto de ellos. Todavía hay que dar un paso más, hacer un pequeño esfuerzo complementario, poner un buen nombre de marca a nuestro negocio.

Please follow and like us:
Leer más